Mombasa Club Gin

19,90  iva incl.

A finales del siglo XIX y en plena época victoriana, el gran Imperio Británico, inmerso en una lucha colonial por toda África, dominaba ya las comunicaciones marítimas, las rutas comerciales y la mayor parte del tráfico de mercancías entre Oriente y Occidente. La búsqueda de nuevas rutas crearon una casta de intrépidos exploradores que les llevó a descubrir lugares remotos y desconocidos.

El más importante de ellos fue la ciudad costera de Mombasa, situada frente a la Isla de Zanzíbar, que, debido a su posición estratégica, no tardó en convertirse en el principal puerto y centro comercial de toda África Oriental.

Y fue aquí donde se creó el primer club social privado; el mítico Mombasa Club, fundado en 1885 por y para oficiales de la British East Africa Protectorate. El club fue parte esencial en la vida social de la Colonia, donde sus socios mantenían encendidas tertulias o intercambiaban noticias alrededor de sus Mombasa Club gins & tonic. Una ginebra exclusiva procedente de Inglaterra y especialmente destilada y embotellada para consumo y disfrute de sus socios.

Hoy día, Mombasa Club Gin sigue siendo una nostálgica reminiscencia al espíritu de aquellos pioneros aventureros románticos del glorioso y épico colonialismo inglés del siglo XIX.

Mombasa Club es una ginebra Premium muy reciente, tipo London Dry de 41,5 % alc./vol., pese a que su fórmula se remonta a finales del siglo XIX

BOTÁNICOS:

  • Enebro.
  • Coriandro.
  • Casia.
  • Naranja.
  • Limón.
  • Regaliz.
  • Canela.
  • Cilantro.
  • Nuez moscada.
  • Angélica.
  • Clavo.
  • Comino.

NOTA DE CATA:
– Fase Visual: incolora y brillante, un vivo reflejo del más puro estilo inglés.
– Fase Olfativa: los entendidos en gin dicen que si no punza (pica en la nariz) o sus botánicos son difíciles de percibir, es decir, que es compleja, sólo entonces estamos hablando de una gin Premium. Este es el caso de Mombasa que, además, deja entrever la base de enebro, perfectamente conjuntado con el coriandro y las notas especiadas de casia y cominos.
– Fase Gustativa: ya sabemos que probar una gin sola no es lo habitual, pero en este caso merece la pena ingerir una pequeña cantidad para poder apreciar su potencia aromática. Solo las gin que poseen botánicos de calidad, dejan huella en el recuerdo, como esta.
– Conclusión: su complejidad y discrección, la posicionan entre las gin más versátiles y apetecibles del mercado. Sirve tanto para gin&tonic como para coctelería de autor.